¿Cómo mantener ordenada la habitación de los niños?

La habitación de los peques de la casa

Tener la habitación de los niños arreglada puede parecer una tarea imposible, pero no lo es.

Todos sabemos que el universo de los niños está rodeado de juguetes y travesuras. Y como no, el escenario perfecto termina convirtiéndose en sus habitaciones.

¿Cuántos padres superan la prueba de mantener la habitación de los niños arreglada por mucho tiempo?  Seguro que una minoría. Juguetes, por un lado, libros por otro, ropa, material escolar…

¡No os desesperéis! Con calma, organización y un poco de mano izquierda es posible ponerlo todo en orden.

El truco es involucrar a los niños en el proceso y hacer que guarden sus objetos en el sitio correcto. Mary Poppins tiene siempre la mejor solución 😉

¿Qué hacer con tantos juguetes?

Con la cantidad de juguetes que se acumulan, dejar todo en orden puede parecer una tarea agotadora y eterna.

Para poner un poco de orden a ese pequeño caos, el primer paso consiste en agrupar todos los juguetes y dividirlos en tres grupos. En el primer grupo coloca los juguetes que quieres organizar, en el segundo, los que están rotos y ya no tienen utilidad (directos a la basura) y en el tercero coloca todos aquellos juguetes viejos que solo acumulan polvo (dónalos).

¿Ya lo has dividido todo?

Es hora de seleccionar en categorías. Separa los juguetes grandes de los pequeños, por ejemplo (coches, muñecos, piezas de lego, lápices de colores…). Una vez separados, guárdalos en cajas etiquetadas con una imagen que refleja el juguete que contiene en su interior. De esta forma será más fácil de encontrarlos.

Habitación compartida

Acomodar a dos niños en una única habitación puede parecer una mala idea, sobre todo si se trata de un ambiente pequeño. Es muy común que el desorden se apodere por completo de ese espacio en pocos minutos.

Importante:

Priorizar la individualidad

Planear una habitación compartida creando un espacio estimulante y capaz de agradar a niños de diferentes estilos y edades, no siempre es tarea fácil.

Entonces, dale a cada uno un espacio que sea solamente suyo: perchas, cajas para juguetes, cajoneras, guarda ropa individual, todo esto estimula a los peques a guardar sus pertenencias y mantener la habitación siempre en orden. Además, la separación y organización les proporcionará un mejor rendimiento en los estudios.

Estimular la conexión

Cada niño es único y sus gustos se deben tener en cuenta a la hora de elegir el mobiliario y decorar, al fin y al cabo, se trata de su espacio íntimo y debe tener relación con su universo personal.

Aprovecha la renovación del cuarto de los niños y crea un espacio destinado a los juegos. Un universo lúdico utilizado por los hermanos en conjunto es una fábrica de buenos recuerdos y proporciona estímulos ideales para el desarrollo infantil.

A continuación, detallo algunos tips que te harán decir adiós a todo el desorden provocado por los peques…

Consejos para mantener el orden

Enseñanza

El primer paso para que cualquier organización en este ambiente infantil pueda valer la pena, consiste en enseñar a los pequeños sobre la importancia de tener un lugar para cada elemento y que sobre todo vuelva a su debido lugar, cuando se termine de usar.

Percheros

Utilizar percheros es una buena opción para mantener en su sitio aquellas cosas que no sabes dónde poner, como la mochila del cole, abrigo, gorro y un larguísimo etcétera.

Puf baúl

El puf baúl nunca deja de resultar útil para ordenar el cuarto de los niños pues es un excelente accesorio que sirve para decorar, organizar y aprovechar el espacio, especialmente en habitaciones pequeñas.

Funciona como asiento y a la vez como organizador de elementos. Tiene un compartimento interno, oculto por una tapa (donde las personas pueden sentarse).

Estanterías

Hoy en día las estanterías son prácticamente indispensables en cualquier colección de muebles infantil. Es muy sencillo descubrir porque: ocupan poco espacio y a la vez proporcionan más espacio para la organización.

Puedes llenarla con cestos, cajas o elementos decorativos cerrados. La parte superior se puede aprovechar para añadir diversos detalles menores, o peluches que tus hijos ya no utilizan casi y que entonces, no les importará tener un poco más lejos del alcance de sus manitas.

Pintura pizarra

Todos los padres necesitan tener en mente que algún día, cuando menos te lo esperas, aparecerá algún dibujo en la pared de la habitación de tu hijo.

Dejar marcas por las paredes forma parte de la infancia (esto cuando no son manchas de comida, manos de chocolate, etcétera.), es algo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una pintura.

Los niños tienen una creatividad desbordante y como no, siempre utilizan esa creatividad en las paredes de su habitación, dejando a los padres locos.

La mejor solución para este “problemilla” es utilizar una pintura pizarra para la habitación de los peques; Así los niños podrán ser todo lo creativos que ellos quieran. Y a la vez le da un toque divertido y original a la decoración.

Espero que estos consejos os hayan servido de utilidad y os de buenos resultados el ponerlos en práctica. Quizás el consejo más importante para este asunto sea:

¡Ten toda la paciencia del mundo, todos hemos sido niños alguna vez!